martes, 30 de septiembre de 2014

El mendigo aquél

Erase una vez  que se era un mendigo  (lo recordáis ), vestido de harapos, sin mas bienes que un uso de la palabra algo extenso fruto de la lectura  que hace tiempo  abandonó,  una sonrisa ni fea ni bonita ni fu ni fa, una pose de malote que  ni el mismo se creía y, dicen, unos ojos sin mas belleza que  saber mirar y, lo más  importante  tal vez, una falta  de conocimiento, rozando la locura, quien  sabe si la idiotez. Como ya sabréis ek mendigo  aquél  conquistó a su princesa, la amó lo mejor que  supo y la ama lo mejor que  sabe, la cuidó  lo mejor que  pudo y la cuida lo mejor que  puede, se casó  (como lo leéis ) y eram y esm y será  feliz  en su matrimonio. Pero  hete aquí que  el mendigo  aquél, presa tal vez de su propia felicidad, de la seguridad, del tiempo, de la puta crisis o quien sabe si de la torpeza  inherente al ser humano sobre todo si es del género  masculino,  descuidó, cual  jardinero  novato, el precioso jardin que  la suerte y su insistencia  le regalaron,  tal vez, sencillamente solo  se creyó  principe. Pero no asustarse, el mendigo aquél ayudado como no por la bella princesa, por el poco resto de inteligencia  que  aun conservaba, o por el punto  de locura que  nunca  llegó  a perder, cayó  en la cuenta de tamaño  error.

Es por ello que, gracias sobre todo  a ti, este cuento no ha hecho mas que  "recién  empezar ".


Continuará  ......,.,

P.D, Disculpen  sus mercedes las posibles  faltas de ortografía  ..., puta tablet

lunes, 29 de septiembre de 2014

Que dificil

Me propuse pasar por aquí mas a menudo pero no esperaba encontrarme con lo difícil que es escribir cusndo no se tiene nada que contar,  ni ganas. Visto lo cual será mejor dejarlo para otro momento.

Buenas noches,  mi legión de seguidores.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Esoos días

Hay dias vacíos
que traen amargos recuerdos
igual que hay frases
grabadas a fuego
como aquellas lágrimas
como aquella mirada
entre el dolor y la incomprensión
también como muchas sonrisas
como el mar cuando
todavia, sin pensarlo
susurra un te quiero
bajito,  al oído

Volver, volver, volver

Como dijo aquel, un tal GARDEL. Lo cierto es que ya hace akgun tiemoi que llevo echando de menos esto, sentarme aquí,  soltar lo q se me ocurra con el absurdo pensamiento de que alguien lo leera, le agradará e incluso puede llegar a pensar ignorante o ignoranta "no lo hace mal el chaval".


En fin, que me ge oropyesto sentarne todos los días un ratito.

martes, 5 de noviembre de 2013

COSAS DE CRIO

Cosas de crio

Madrugada, oscuridad
Dibujo tu nombre
en el aire
con la brasa de un pitillo

Cosas de crio

escribir te quiero
en tu espalda desnuda
mientras duermes

Cosas de crio

el insomnio del domingo
q lejos qeda el viernes
desearte si te veo
caminar desnuda
las cosquillas de tu pelo
en el rostro
desearte si te veo
qieta, vestida
la caricia de tu risa
en el alma

Cosas de crio
qerer ser adulto
y no pasar
de peter pan

lunes, 7 de octubre de 2013

Otra vez



La tensión que sale
rodando por tus mejillas
tus ojos otra vez dos mares
otra vez la risa de madrugada
otra vez noventa centímetros
son un mundo para nosotros solos
otra vez escuchar “chiquinino”
otra vez aquella mirada
contando mil cosas
otra vez me sujetas
como si fuera a irme
otra vez ebrio
de risa, de ti
otra vez tus dedos
me dicen te quiero
otra vez la loca
otra vez las ganas de ti
no lo puedo evitar
otra vez
una mas
mil mas
todas más.


Y tu me das las gracias?

jueves, 3 de octubre de 2013

Quiero y no puedo
dejar de darte el coñazo
Quiero y no puedo
evitar preocuparme
quiero y no puedo
sujetar la cabeza
discurrir de madrugada
mirar el puto movil
buscarte
puedo y no quiero
no, no puedo
ni quiero, ni puedo
dormirme sin un beso
decirte que te quiero
quererte sin decirlo
sonreir si te pienso
por que no decirlo
desearte
besarte sin medida
contar mil tonterias
a las dos de la mañana
quiero y puedo
provocarte una sonrisa
regalarte mil y un besos
escribirte cuatro letras
aunque sean mal juntadas
poner una fecha
y cumplirla, no lo dudes
quiero, quiero, quiero
tu sonrisa,
dos mares verdes
un chiquinino
a ti.
UA-33943423-1